Mumblecore: hazlo tú mismo

Mumblecore: hazlo tú mismo

Quizás te hayas topado con una peli mumblecore antes y no te hayas dado cuenta de que a ésta la etiquetan así y que pertenece a una corriente indie en auge. Corriente que, al parecer, gusta bastante por la cantidad de seguidores que van acumulando: en un momento sobrecargado de producciones grandilocuentes y exageradamente ambiciosas —o incluso películas independientes que se pierden por el camino— las mumblecore empuñan el hiperrealismo y la cotidianeidad como un estandarte que defender. Mumble, en inglés murmullo, es un término que describe bastante bien este estilo nacido y desarrollado en Estados Unidos. En este tipo de películas, a murmullos muchas veces se quedan los personajes en pantalla en medio de sus diálogos, consecuencia de la improvisación a la que recurren los actores. En el mumblecore que todo parezca natural es la primera premisa y que no exista un guión anclado es lo primordial para que las escenas rebosen espontaneidad. Ante las reacciones estéticamente estudiadas de otras películas, este cine responde con una propuesta totalmente contraria, retratos normalizados de gente de veintimuchos y treinta y pocos que simplemente viven su día a día.  La grabación tirada con cámaras digitales, rozando el vídeo casero, también es una ley no escrita que se sigue al igual que la casi ausencia de edición de sonido y música. Porque el objetivo es que todo quede crudo, rasposo y sin aditivos, tal cual la vida misma. Resulta curioso descubrir que, para esta tendencia indie de bajo presupuesto concienciada en desvincularse de Hollywood, su mayor influencia se encuentre precisamente en una gran producción. ‘Manhattan’ de Woody Allen se rodó en blanco y...
Fancine (II): Fin de fiesta

Fancine (II): Fin de fiesta

Durante estos días, el Fancine se ha ido desarrollando a velocidad de crucero. Fans, periodistas y aficionados al cine de todo tipo han podido disfrutar del amplio abanico de propuestas que ofrecía el festival. Desde espías, hasta fantasmas, pasando por geniales guiños hacia los ochenta y el gore bizarro. Pero como en todo viaje, el buque del festival tenía un destino concreto. En este caso, el certamen llegaba a buen puerto ayer noche con una gala de clausura donde se fueron anunciando los distintos premios de esta edición. La gran triunfadora del Fancine entre los largometrajes a concurso ha sido la canadiense ‘Cruel & Unusual’, que ha obtenido el Premio a la Mejor Película gracias, según el jurado, a “la originalidad del guión y por su capacidad para reflexionar sobre la existencia humana en el marco del género fantástico”. Además, la cinta obtuvo los premios al Mejor Actor – David Richmond-Peck – y Mejor Guión, obra del propio director, Merlin Dervisevic. La otra gran vencedora del festival ha sido ‘Alleluia’, que ganó el Premio al Mejor Director, para Fabrice Du Welz, Mejor Actriz, Lola Dueñas, y el Premio a la Mejor Fotografía para Manuel Dacosse. En el apartado de efectos especiales, el premio fue para ‘Goal of the Dead’, cinta francesa que fusiona cine de zombies y fútbol. Este fin de fiesta de Fancine ha estado a la altura de lo esperado. He aquí una muestra de su programación en los últimos días del festival, lleno de películas interesantes, gratas sorpresas, aciertos disfrutables y, por qué no decirlo, algún que otro ejercicio cinéfilo insufrible. ‘The Guest’ (Adam Wingard, 2014)...
Fancine (I): El fan que no se pudo clonar

Fancine (I): El fan que no se pudo clonar

Un festival se puede asemejar a un puzzle. Piezas cinéfilas que el espectador tiene que ir encajando para tener un conjunto lo más completo posible de dicho certamen. Y todo ello, teniendo en cuenta las cábalas de horarios, salas y días para que esas piezas no se solapen ni coincidan. Porque, y aquí es donde reside el gran problema de todo festival que se precie para el que tiene la labor de cubrirlo, no existe la clonación. Qué maravillosa vida para un cinéfilo sería si existiese la posibilidad de clonarse en dos, o incluso en tres personas, e ir repartiendo tareas a “nuestros yo” para ver todas las películas de un festival y comentarlas en común. Pero el mundo, por desgracia, es real y no se parece a una película de ciencia ficción. Así que tenemos que maquinar, seleccionar y casi “echar a suertes” qué ver, qué no ver y reseñar. Sirvan estas crónicas sobre el Festival de Cine Fantástico de la Universidad de Málaga (Fancine) como ejemplo de la humanidad del cinéfilo. Gala de inauguración: clásicos del terror y homenajes violentos Si este Fancine versa sobre cine fantástico y de terror, su gala de inauguración tiene que ir por los mismos vericuetos. Y éstos fueron imaginativos y respetuosos homenajes visuales a personajes clásicos del terror como los protagonistas de ‘El resplandor’ (The Shining), ‘El exorcista’ (The Exorcist) o ‘Jack el destripador’ (Jack the Ripper), que dieron la bienvenida a esta nueva edición del festival. Tras el protocolo oficial, apareció en pantalla ‘Frío en julio‘ (Cold in July) como película inaugural del certamen. Y qué gran cinta inaugural. Su...