Mujeres cineastas: nuevas miradas

Mujeres cineastas: nuevas miradas

Cuando pensamos en los orígenes del cine se nos viene a la cabeza figuras tan célebres como los hermanos Lumière, inventores del cinematógrafo y autores de vistas tan famosas como Los obreros saliendo de la fábrica o el Regador regado, George Méliès por su famosa película Viaje a la Luna o Segundo de Chomón con El hotel eléctrico. La lista continuaría con nombres tan famosos como Alexandre Promio, Eduardo Jimeno o William Kennedy Dickson, pero a menudo se queda en el olvido el nombre de Alice Guy, quien firmaría la primera película de ficción, El hada de los repollos.

Mumblecore: hazlo tú mismo

Mumblecore: hazlo tú mismo

Quizás te hayas topado con una peli mumblecore antes y no te hayas dado cuenta de que a ésta la etiquetan así y que pertenece a una corriente indie en auge. Corriente que, al parecer, gusta bastante por la cantidad de seguidores que van acumulando: en un momento sobrecargado de producciones grandilocuentes y exageradamente ambiciosas —o incluso películas independientes que se pierden por el camino— las mumblecore empuñan el hiperrealismo y la cotidianeidad como un estandarte que defender. Mumble, en inglés murmullo, es un término que describe bastante bien este estilo nacido y desarrollado en Estados Unidos. En este tipo de películas, a murmullos muchas veces se quedan los personajes en pantalla en medio de sus diálogos, consecuencia de la improvisación a la que recurren los actores. En el mumblecore que todo parezca natural es la primera premisa y que no exista un guión anclado es lo primordial para que las escenas rebosen espontaneidad. Ante las reacciones estéticamente estudiadas de otras películas, este cine responde con una propuesta totalmente contraria, retratos normalizados de gente de veintimuchos y treinta y pocos que simplemente viven su día a día.  La grabación tirada con cámaras digitales, rozando el vídeo casero, también es una ley no escrita que se sigue al igual que la casi ausencia de edición de sonido y música. Porque el objetivo es que todo quede crudo, rasposo y sin aditivos, tal cual la vida misma. Resulta curioso descubrir que, para esta tendencia indie de bajo presupuesto concienciada en desvincularse de Hollywood, su mayor influencia se encuentre precisamente en una gran producción. ‘Manhattan’ de Woody Allen se rodó en blanco y...