El cine de terror: nuevas expectativas de futuro

El cine de terror: nuevas expectativas de futuro

Nuestro catálogo, como sabéis, tiene una gran variedad de géneros pero en este post vamos a hablar sobre uno que no pasa desapercibido, el género de terror. La evolución de este género siempre se ha encontrado en constante transformación. Tanto es así, que muchos fanáticos de este cine aseguran que las películas de terror, en la actualidad, ya no son lo que eran en un principio. Un breve retorno al pasado El cine de terror proviene de las fuentes de la literatura, las supersticiones y las leyendas tradicionales, así como de temores y pesadillas nacidos de contextos socioculturales. La película considerada la primera cinta de terror surge de la mano del gran cineasta Georges Méliès en 1896, Le Manoir du Diable. Durante las primeras décadas, destacaban los decorados distorsionados que creaban una atmósfera amenazante, así surgen películas como El gabinete del doctor Caligari de Robert Tiene o el famoso vampiro protagonista de Nosferatu, el vampiro (1922, F.W. Murnau). Los años treinta y cuarenta estuvieron marcados por la proliferación de los arquetipos monstruosos como Drácula (1931,Tod Browning) o La momia (1932, Karl Freund). Con el cambio de década, los 50 invadieron las pantallas con viajes espaciales, extraterrestres e insectos gigantes producidos por la radiación atómica. Se produjo un incremento de productores independientes y la apertura de autocines. Es en 1960 cuando se revoluciona el género de la mano del maestro del suspense, Alfred Hitchcock, con Psicosis. La consagración del terror moderno y el cine adolescente Con el inicio de los 70, el género de terror comenzó a dejar atrás la tendencia de seres monstruosos como método para sobresaltar al público...
Fancine (II): Fin de fiesta

Fancine (II): Fin de fiesta

Durante estos días, el Fancine se ha ido desarrollando a velocidad de crucero. Fans, periodistas y aficionados al cine de todo tipo han podido disfrutar del amplio abanico de propuestas que ofrecía el festival. Desde espías, hasta fantasmas, pasando por geniales guiños hacia los ochenta y el gore bizarro. Pero como en todo viaje, el buque del festival tenía un destino concreto. En este caso, el certamen llegaba a buen puerto ayer noche con una gala de clausura donde se fueron anunciando los distintos premios de esta edición. La gran triunfadora del Fancine entre los largometrajes a concurso ha sido la canadiense ‘Cruel & Unusual’, que ha obtenido el Premio a la Mejor Película gracias, según el jurado, a “la originalidad del guión y por su capacidad para reflexionar sobre la existencia humana en el marco del género fantástico”. Además, la cinta obtuvo los premios al Mejor Actor – David Richmond-Peck – y Mejor Guión, obra del propio director, Merlin Dervisevic. La otra gran vencedora del festival ha sido ‘Alleluia’, que ganó el Premio al Mejor Director, para Fabrice Du Welz, Mejor Actriz, Lola Dueñas, y el Premio a la Mejor Fotografía para Manuel Dacosse. En el apartado de efectos especiales, el premio fue para ‘Goal of the Dead’, cinta francesa que fusiona cine de zombies y fútbol. Este fin de fiesta de Fancine ha estado a la altura de lo esperado. He aquí una muestra de su programación en los últimos días del festival, lleno de películas interesantes, gratas sorpresas, aciertos disfrutables y, por qué no decirlo, algún que otro ejercicio cinéfilo insufrible. ‘The Guest’ (Adam Wingard, 2014)...
Fancine (I): El fan que no se pudo clonar

Fancine (I): El fan que no se pudo clonar

Un festival se puede asemejar a un puzzle. Piezas cinéfilas que el espectador tiene que ir encajando para tener un conjunto lo más completo posible de dicho certamen. Y todo ello, teniendo en cuenta las cábalas de horarios, salas y días para que esas piezas no se solapen ni coincidan. Porque, y aquí es donde reside el gran problema de todo festival que se precie para el que tiene la labor de cubrirlo, no existe la clonación. Qué maravillosa vida para un cinéfilo sería si existiese la posibilidad de clonarse en dos, o incluso en tres personas, e ir repartiendo tareas a “nuestros yo” para ver todas las películas de un festival y comentarlas en común. Pero el mundo, por desgracia, es real y no se parece a una película de ciencia ficción. Así que tenemos que maquinar, seleccionar y casi “echar a suertes” qué ver, qué no ver y reseñar. Sirvan estas crónicas sobre el Festival de Cine Fantástico de la Universidad de Málaga (Fancine) como ejemplo de la humanidad del cinéfilo. Gala de inauguración: clásicos del terror y homenajes violentos Si este Fancine versa sobre cine fantástico y de terror, su gala de inauguración tiene que ir por los mismos vericuetos. Y éstos fueron imaginativos y respetuosos homenajes visuales a personajes clásicos del terror como los protagonistas de ‘El resplandor’ (The Shining), ‘El exorcista’ (The Exorcist) o ‘Jack el destripador’ (Jack the Ripper), que dieron la bienvenida a esta nueva edición del festival. Tras el protocolo oficial, apareció en pantalla ‘Frío en julio‘ (Cold in July) como película inaugural del certamen. Y qué gran cinta inaugural. Su...
Fancine y el placer del miedo

Fancine y el placer del miedo

Un año más, Málaga vuelve a ser escenario de criaturas cinematográficas de variado pelambre y miedos nocturnos que conviven al otro lado del espejo y que, durante una semana, traspasarán dicha frontera para mostrarnos sus últimas propuestas para que “suframos con sumo placer” con sus películas. Desde el día 20 de noviembre y hasta el 27, la ciudad acogerá la 24ª edición del Festival de Cine Fantástico de la Universidad de Málaga, el conocido Fancine. Una cita ya clásica dentro del panorama cinematográfico andaluz y de visita obligada para todo amante del cine de género de fantasía y terror. En esta ocasión, Fancine presenta una novedad importante, ya que esta edición está organizada al cien por cien por la Universidad de Málaga gracias a un comité de dirección propio, aportando un “perfil distinto y más universitario a la estructura del festival”, según palabras de Chantal Pérez, Vicerrectora de Extensión Universitaria, durante la presentación del festival. Gracias a esta apuesta universitaria, Fancine amplía el enfoque de sus actividades paralelas y mantiene el buen criterio de selección en las películas ofrecidas. Un hecho que se ha visto beneficiado por un aumento en el número de películas presentadas a ser seleccionadas por el festival, claro síntoma claro del resurgir del género. En definitiva, el Fancine se nos ha hecho todo un hombretón dentro del panorama de festivales, convirtiéndose en una propuesta cinematográfica de alto calibre y prestigio. Cine, Repullos y Gritos La selección de películas para el Fancine de este año es de lo más variada, un punto a favor a la hora de mantener el nivel de calidad para disfrute tanto del...